viernes, 14 de julio de 2017

TEJEDORA.

Teje la araña sus geometrías
a la espera de accidente
del temeroso
que las escuadras transita.

Y a la celada se entrega
el huidizo alimento,
ahora en sedas envasado,
que en tentativa de fuga
alerta depredaciones.

Irisada mortaja
al sol matinal
de la despedida
envenenada.

Teje la araña
con vocación viuda,
lejos de Penélope
y su ovillo de sumisiones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

LAS PALABRAS QUE NO EMIGRAN.

En la rendija está la huída y en la bisagra lo posible mientras el viento amarillo barre las aceras negras. En tu mirada de almíbar ...