lunes, 17 de julio de 2017

MALA COSTURA.

Tú quizá no lo veas,
pero a veces revienta
el tiempo muerto
sobre el rostro dormido
de quien calla sin otorgar.

O quizá sí lo veas
y goces la rabia
que se alimenta del absurdo
de la estridencia sostenida.

Esa vocación por el desplante,
la necedad endogámica
de perfumarse
en propia mierda.

No lo sé,
podría ser espejismo
o quizá no,
quizá todo sea tan triste,
tan deforme
como aparenta en orgullo
de raza degradada.

Quizá no lo notes,
quizá te embriagas
en tus humores,
pero el desgarro expande
y tiene mala costura. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

ENTREGAS.

Otro viaje en tren a la capital vetusta, a entregar libro nuevo de viejo trovero. Gastos de envío incluídos en el encuentro grato. A...