viernes, 23 de junio de 2017

DEUDOR.

Perdona el retraso
en ímpetu y sangre,
mas me entretuve en negocios
de muerte en adelanto.

Retorné con gemido desahuciado
pero conservo cantar de roce,
percusión y cuerda.

Disculpa la ausencia breve
tras la explosión de estrellas,
pero quedó equipaje
en la consigna oscura
de aquel andén sin vuelta.

Sé que temblor te debo
y espasmo postergado.
Acopio hago
de lo anclado
en el extravío. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

PARA QUÉ PREOCUPARSE.

Entended que no somos en proporción a lo que existe, a lo que sabemos que es y que vivir es pestañeo de un Dios imaginado. Para qué pr...