domingo, 31 de agosto de 2014

¡Ay! de lo que hay.

¡Ay! del tiempo congelado
y los momentos torvos,
las hojas perennes
del inamovible árbol cotidiano.
El ahogo en seco
y las necedades pueriles
de la idiosincrasia.
¡Ay! de este ansia
por el tránsito,
por página fácil,
ilustrada.

sábado, 30 de agosto de 2014

Versículos.

Así estamos,
forjados en el miedo,
herederos de martirios, 
lastrados de pecados arcaicos
con denominación de origen.
Libros imposibles
sobre dioses paranóicos
son la almohada de la ignorancia.
Hoguera y degüello,
voto de pobreza sumisa
y paraísos pederastas
como premio a la masacre.
Las cabezas cortadas
a alfange de media luna,
las fosas y cunetas
de cal viva y cruz sangrienta,
el santo cohete
y el misil del Rey David.
Los niños mueren
infectados de leyendas mezquinas,
sin tiempo a la luz
de la ciencia cierta.
Renombrad los templos
en ágoras libres
y el hombre será hombre,
sin lugar para la bestia.

lunes, 18 de agosto de 2014

Lo llevaron

Dicen que lo llevaron,
en volandas de verde viento
teñido de verde rama.
Que lo llevaron,
hablan,
porque cantaba palomas
y soleares de arrullo.
Bernarda lo delató
desde su yermo huerto
y el torero acuchillado a lunas
lloró sangre de boda gitana.
Llegó la hora del casco sin galope,
Federico no está,
Harlem se acurruca.

lunes, 11 de agosto de 2014

Llega un día

Llega un día,
dígitos de calendario,
en que procede la muesca
para una cuenta
que bien poco resuelve.
Llega un día
en que casi se mira
más hacia atrás,
pues lo de alante
se asume incierto.
Número impar,
indocumentado año,
regente de la cincuentena.
Llega un día,
eso,
otro día.

ÁNGELES DESERTORES.

Bastará una cuartilla  para la biografía cribada  de este impostor mudo.  Se cuela el aire  por mis pliegues  de pergamino  y ...