martes, 31 de diciembre de 2013

Felicitación

El peso de los tañidos
tienen aroma a frontera.
Quemar las cifras
del impar nefasto
y estrenar futuros
de mejor reparto.
Propósitos sin enmienda,
vulnerados de antemano.
Cruzad el minuto
en travesía leve
y gozad todo
lo que se os permita.
Sincero deseo
de éste,
que en alguna consideración
siempre os tiene.

lunes, 30 de diciembre de 2013

Prescripción sin facultar.

Para qué estañar la llaga
cuando es interno el desangre
y cárdeno es el reflejo.
Vendas y bálsamos sobran
para el mal de la hidra
que se duplica a cada tajo.
Metastático abceso
a cada intento de reconducir
este caos sanguíneo.
Indolencia a dósis masiva,
sonrisa partida
y rostro lavado
en matinal escarcha.

miércoles, 25 de diciembre de 2013

Excepción

Las hojas rojas
que crepitan en mi pecho
dejan polvo helado
por mis inmediaciones.
Mis páginas más blancas
son hormigón dolido.
Grave peso
tu leve paso
hacia mis huellas perdidas.
Van muriendo los cantos,
desafinadas nanas
de apagado eco.
Será hora de verdades,
la excepción es mi condena.
 

Tú verás

Tu interés será
el negarme,
carne mía.
No puedo hacer más
ante tus desaires.
Te lloro
lo que me ignoras.
Impresa estás
de tinta heredada.
Tú tendrás que ver.
Allá tú.
Abierta la puerta.
Cerrada la tragadera.
En el silencio estaré
a tu llamada.

martes, 24 de diciembre de 2013

Réquiem para Navidades perdidas

No queda en Belén pesebre,
expropiado hace dos días,
deambulando borrachos
los pastores despedidos.
Ni el incienso aromatiza
tanta cloaca inmunda,
apagándose el cometa
que los magos no hallarán
tras cerrar observatorio.
Sólo Herodes celebra
el expolio del impuesto
que desde Roma,  el César
decretó a voz de oráculo.
No redobla el tambor
de un pastorcillo enfermo,
sino timbales de ejecución sumaria.
Se agotan los fósforos
de la cerillera moribunda.
Nada es sagrado en los portales,
ni las familias
ni los benditos vientres.
Nacer es imprudente,
no nacer es un delito.

sábado, 14 de diciembre de 2013

Aullido

El atroz reflejo
que nos llama
para ejercer la fiera
al otro lado
tiene luz cálida
sobre los ojos pulidos.
La voz resuelta
de la moral inversa,
ofertando infierno
de alivio instantáneo.
Fácil acceso al acero,
afilado en arista
del odio en roca.
Si la razón es leve,
visillo ajado
de polilla antigua,
fácil será obtener visado
para el no retorno.
Vivirás a lomos
del arcano aullido.

sábado, 7 de diciembre de 2013

TÚ SERÁS

Tendrás que ser tú
quien aparte las cortinas de insectos
que nublan mi ventana al sur.
Tú tendrás que ser
quien oree las prendas
de peregrino,
espantando fantasmas necios
impregnados y adquiridos
por los caminos más yermos.
Quién diría que eras tú
quien paliara esta ira
no resuelta en los infiernos.
Eres tú la mano,
la palabra dicha,
el vientre.
Tú serás
y en ti seré
lo que somos,
a pesar de los aludes.

viernes, 6 de diciembre de 2013

El hombre

Hoy el planeta es África,
africanos todos,
todos negros,
de negro orgullo
y luto negro.
Porque el hombre
ha muerto.
El hombre negro,
el hombre blanco,
la verdad del hombre,
el hombre honesto.
Voluntad de humano
sin doblegar.
Página dorada
en el tomo negro
de la negra historia.
Luz heróica
barredora de vergüenza.

martes, 3 de diciembre de 2013

Argenta

La partitura acaricia
el ánimo doliente
y el pentagrama se ondula
en brazo de mar navegado
por corcheas sin bandera.
Niños armados
con batutas de colores
son guardia de honor
en esta noche sonora.
Beethoven entre pucheros
y Bach en los talleres.

lunes, 2 de diciembre de 2013

Peldaños

Palabras como peldaños
de una escalera incierta
que no acierta
con el piso
donde dejar la valija.
Huecas en madera noble
son las palabras urdidas,
madera de pupitre arañado
y ataud prometido.
Es la palabra paso
sobre el pasillo alquilado
y es tropiezo torpe
cuando la voz no alcanza.
De idea transcrita somos,
libros mojados
por lluvias fieras.
No digas,
que te fraguas avatares. 

domingo, 1 de diciembre de 2013

Smartphone

Asomado al móvil
contemplo paseantes
que en la mano portan
minúsculas ventanas
de vidrios táctiles
en las que vivimos más
que en lo palpable.
Mi salón es cabina
de aeronave
en denso tráfico
a golpe de pulgar.
Estáticos viajes
de no andar
ni por casa.
Parlamento vano
de datos robados,
mucha voz
y poco voto.

Letanía

Días de letanía son,
de frase hecha
o de salmo,
sin dar lugar
a la idea
que se asume prescindible.
Yo creo,
tú crees,
el cree
y nadie sabe,
ni deduce
ni conclusión saca,
comodidad  de catecismo.
Optar por el rebaño
más acorde al interés
o a lo aprendido recitando.
Qué bien habla
el que lidera la opción tomada,
verdad dice
y su verdad se instaura.
Por qué,
porque si
y así
debe ser
si así se dice.

ENTREGAS.

Otro viaje en tren a la capital vetusta, a entregar libro nuevo de viejo trovero. Gastos de envío incluídos en el encuentro grato. A...