sábado, 31 de agosto de 2013

URBANO

Cantar de gatos,
llanto de niño.
La noche esconde
pañuelos húmedos
de luz marchita.
Caen palabras muertas
de los árboles más mudos
y las aceras descarrilan
arrollando a los semáforos.
Duermen las palomas mutiladas
en los portales ciegos.
Quizá haya filos
de navaja inquieta
tras las esquinas más romas.
Procesiones
de narices blanqueadas
saliendo de parroquias
de alcohol de saldo.
Es la ciudad,
el avispero. 

viernes, 30 de agosto de 2013

DOLOR AMOR

Parece reír la hiena
velando los cadáveres
cuando la luna cae
rodando por las laderas.
El aullido araña
las pieles ácidas
enrojeciendo los sudores
de los jadeos cruzados.
No hay conjuro
que te salve de lo oscuro
cuando las estrellas arden.
Mi mano hueca
no encuentra el relleno
que le colme el ansia.
Caricias de cuchilla,
besos de espino,
dolor amor,
placer tormento.

jueves, 29 de agosto de 2013

PEINAR LAS OLAS

Quién pudiera peinar las olas
con corales rojos
y pintar los vientos
de colores airosos
de luz de tarde ardiente.
Abrillantar encinas
que iluminen las dehesas
y sembrar estrellas
en los barbechos,
cultivando cielos espigados.
Maquillar montañas
con polvo de nube albina
sombreando rostros de laderas.
Quién pudiera restaurarte
el planeta que nos contiene
y darte ofrenda esférica
que orbite entre nosotros.

PERSONAS HAY

Personas hay 
urticantes cual medusa, 
persistentes en lo tóxico, 
rebeladas al olvido,  
cuya presencia es de espino, 
emergiendo a cada poco
entre aguas de distancia 
de espacio y tiempo
para herir lo que no tiene. 
Mala sangre en tuétano 
que envenena hasta la entraña, 
contaminando el fruto 
que proteger debía, 
como venganza pobre,  
alimentándose en el daño. 
El daño no es, 
si no fuera por lo anejo, 
más que ortiga contra roble. 
Mas personas hay 
forjadas de sonrisa, 
de metales tiernos 
de fragua bien templada, 
que ofrecen vida
en recipientes de aliento. 
Indispensables personas
que reconcilian la existencia, 
personas de miaja de lo humano.

miércoles, 28 de agosto de 2013

SI DICEN

Cuando me dicen que dicen,
que piensan que pienso,
que siento lo que suponen,
lo que dicen que sería,
que lo más fácil es que fuera,
que se oye
lo que se oye,
y yo sordo me pretendo
a la avalancha de los ruidos.
Mas miran y ven
lo que ver quieren
y escuchan lo que ansían,
y así las horas pasan,
en folletín ajeno,
gratuito y cotidiano.
Algún día me encuentro
de protagonista en episodio
turbulento y azaroso,
cuando en mi cocina soy,
friendo un huevo.

martes, 27 de agosto de 2013

El roce

De proximidades
vino el roce,
que a veces
cariño trajo,
otras trajo dentellada
de territorial fiereza,
mas la fiereza
tiene chispa de ternura
en el incendio furtivo
de las sábanas sitiadas.
El roce irrita,
o te surte el escalofrío.
Rozar da vida
o mata vitalmente
pues sólo vivo
morir se puede.
Rozarse es un anhelo
o una verdad a bocajarro.

lunes, 26 de agosto de 2013

Árbol errante

Mis móviles raíces
han catado todo suelo
y en toda geografía
exploran los terrones
pues nací árbol errante.
Mas cuando me transplanto
a la terca tierra roja
castigada por los climas,
donde los Santos Inocentes
tenían cabeza gacha
y el grajo es la milana,
entonces la savia grita
y florecen las yemas.
Al asumir nuevo trasiego
lloran las hojas
rocíos melosos
para el sol más cierto.

jueves, 22 de agosto de 2013

Paz de pantano

Ocúpame el aire
a carne y fuego
de piel de fragua.
Encauza mis corrientes
de río sin remanso
y dame paz de pantano
o batalla de mareas.
Obvia lo prescindible
de mi entraña amarga
y acapara la luz
que aún me queda.

martes, 20 de agosto de 2013

Porque aquí vengo

Porque aquí vengo
a lo profundo,
a beber calor recio
que me forjó tal cual,
como ahora ando
por la vida.
Extremo quizá,
quizá algo duro
pero bajo la  corteza
miel de tocino abellotado.
Aquí me encuentro
donde la sangre llama.
Viejo para la raíz,
joven para la tala.
Tierra recia
y aire denso
donde el amor se entibia.
Extremadura mía
y del Universo mismo.

domingo, 18 de agosto de 2013

Motard blues

Aquí nos vemos, hermano,
en un cruce sin señales,
en asfaltos de verano
de sombras accidentales.
Sigue mi vieja rueda
de kilómetros tatuados
y borremos la frontera
con el gas atemperado.
Mal de cromo,
gasolina,
río de plomo
es la vida.
Ruta nueva
cada día,
sol de seda,
luna fría.
No es el cuero la coraza
ni el acero es alazán,
nuestras gomas dejan trazas
por las rutas que ellas van.
Saludaremos las nubes
que acechan itinerarios
con sonrisa y una "uve'
con dos dedos incendiarios.

sábado, 17 de agosto de 2013

Carretera

Es la carretera
la que devora retornos
y a kilómetros late
mientras respiramos
líneas discontinuas.
Tras el  cambio de rasante
travesías limittadas
de fugaz vivencia.
Áreas de descanso
alojan ansiedades
y el destino
es ojo de aguja
donde enebras el trayecto.
Cantan himnos
los neumáticos,
zarpas torpes
de felinos metalizados.
Adelantamietos osados
rezagando recuerdos
de otras vidas improbables.
Viaje en recto
sobre la  vieja esfera.

Apocalipsis

Mirad el aire,
ahíto de datos truculentos.
Una negra nube
de negativos comentarios
amenaza diluvio de privacidades.
Sorteando  charcos
de enlaces desechados
me refugio en mi vulnerado perfil.
Rayos virales
hacen arder un bosque
de genealógicos árboles secos
con crujido de píxeles.
Se extiende el incendio,
avivado por un viento en banda ancha.
Estampida de avatares
pisoteando datos compartidos.
Despedíos,
insensatos.
El Universo
se reabsorbe.

miércoles, 14 de agosto de 2013

Ausencias

Aun contando con la ausencia,
con lo implacable de los fines
diagnosticados y evidentes,
no se asume la carencia
hasta no consumar la esquela.
Entonces regresan los momentos,
las probabilidades perdidas,
el extravío de encuentros.
Rebobinado cruel
de imágenes y climas,
de estados de gracia,
de minutos grabados
en currículum.
Iré al rito
de la despedida cierta
y te mudaré
desde la entraña
a la memoria,
donde hallarás cobijo.

martes, 13 de agosto de 2013

Víctor

Esperaste para irte
prolongando la agonía
porque tú eras vida.
Vida de aula
y polvo de tiza.
Vida en la sorna,
la retranca alegre
de velada amable,
pitanza y sobremesa
de apuntalar carcajada.
Vida de amigos
a los que atenazabas
a aterciopelado lazo
de nudo eterno.
Siempre ahí,
donde estuvieras,
siempre ahí
aunque no estés.
Desde el golpe rudo
que te sentó en la ausencia
nada pude hablarte
y hoy callado marchaste.
En la memoria te porto,
siempre útil
para esbozar sonrisa.
En la memoria habitas,
Víctor,
mi amigo.

Monólogo del árbol

Helada a veces
la savia de mis nudosas ramas,
perdiendo hojas voy
en otoño extemporáneo.
La raíz como condena
que sólo el viento alivia.
No alojo nidos
pues la luz me esquiva,
deficitario del trino,
crujido de maderas
suele ser mi sonata.
Mi corteza se espesa
ajena a las navajas
de noveles enamorados.
No soy bosque,
por anómalo me tienen
hasta las procesionarias,
obviándome en su itinerario.
Si al menos fuera mesa
mi fúnebre destino,
o leña de hogar
o talla de cabecero.

Urbes

El paso,
la pisada,
la huella breve
y el rastro inerte
que dejamos al roce.
El paso,
leve indicio
de trayecto.
El cruce,
la mirada fugaz
que aspira luces
de lo recóndito,
de lo posible
desechado
por el común sentido.
El aire,
la sutil estela
de deambulantes presencias,
aroma incógnito
en maraña de latidos.
La voz,
tímido saludo
derramado en susurro,
nota sin pentagrama
que evoca
canciones tristes.

lunes, 12 de agosto de 2013

Exámenes de estío

Aprendí la lección
de tus nocivas geografías
y padecí tu historia.
Sumé demencias
y resté salud
habitando donde tus ángulos.
La gravedad densa
de tu universo ajado
casi me arrastra al oscuro.
Abandoné por tanto
tus áridas aulas
buscando ciencias frescas.
Mas te empeñas
en calificar mi
curso libre
usando el rehén
que te quedaste en prenda.
Con respecto a tí
entrego examen en blanco,
que nada eres
en evaluación continua.

Los años

Los años como medida
son escala incierta.
La vida se expande
o se contrae como universo
bajo el peso
de las vivencias.
Alientos hay
mientras jadeos proclames.
Al final,
cualquier instante
es el preciso
para firmar la obra,
inacabada o no,
no hay partitura.
Celebra el segundo,
el haz de luz
que te contempla.

sábado, 10 de agosto de 2013

Demencias cotidianas

Puede que pareciera
que se conjuran planetas
provocando mareas
de locura, así,
de vez en cuando,
en este cerebro mío,
errático amasijo
de incidentales vivencias.
Podría ser cierto
que la realidad disturbo
y dibujo garabatos
en paisajes de penumbra.
Podrá tener razón
aquél que de mi nocividad
oportunamente advierte.
Todo podría ser,
¿mas no será espejismo?.
Pero si fundamento ha
la certeza de mi demencia,
fundados son
mis osados desvaríos.
Vida soñada,
reflejo ondulado
de rostros cercanos,
canción de cuna,
réquiem de crisantemos.

viernes, 9 de agosto de 2013

Tufo de banderas

Tocan a rebato
los que nos roban.
Nos dan empacho de bandera
los que salan nuestros campos
a corruptela cotidiana.
Al otro lado la soberbia
de los hijos de Camelot
meándonos la acera.
Y el pueblo idiota,
como solo los humildes
saben serlo,
buscamos la faca del degüello
para morir por miserables.
Nada cambió
en la goyesca.
Del capricho
al disparate
y en los desastres
la esencia.

miércoles, 7 de agosto de 2013

TU CALLE

Cuando los semáforos mas necios
se den de baja por estrés,
cuando el asfalto tenga mareas
y las aceras sean de espuma,
cuando el padrón se lea en verso
y la basura se torne ajuares,
será mi ciudad mía
y tu calle no será espejismo,
sino el oasis madre
de los hormigones desiertos.

RUMBITAS TRANSCENDENTALES

Para mí,
que no hay pecado concebido
tampoco ansío lo prohibido
como si fuera obligación.
Ya viví
por muchas mieles y amarguras,
de la razón y la locura
siempre sacaba una lección.
Y es que es breve,
lo que da gozo y duele,
que lo que vive muere,
el perfume y la flor.
Tú, si quieres,
a un ser supremo teme,
hazte la vida leve,
y que te lleve Dios.
Y es verdad,
que al prójimo no hay joderlo,
y no preciso "pa" saberlo,
que me lo diga un carcamal.
Respetar,
esa es la norma en este valle,
sin reparar en el detalle,
así se puede transitar.
Y es que es breve,
lo que da gozo y duele,
que lo que vive muere,
el perfume y la flor.
Tú, si quieres,
a un ser supremo teme,
hazte la vida leve,
y que te lleve Dios.







sábado, 3 de agosto de 2013

Amigos

Marañas de redes,
perfiles afines,
como amigos nominados.
Mas no es tiempo de obviar lo viejo,
lo de siempre en tertulia,
la rutina amable
y algún mal gesto.
Que la vida se vuela
sin red bajo el trapecio
y faltan manos
de porteador certero.
No son días
de prescindir,
ni de cebar orgullos.
La luz agria
se diluye en leve velo.

ENTREGAS.

Otro viaje en tren a la capital vetusta, a entregar libro nuevo de viejo trovero. Gastos de envío incluídos en el encuentro grato. A...