martes, 30 de julio de 2013

Azares

Serán azares los tropiezos,
hasta la piel amable,
u oscilación rítmica
de péndulos sincopados.
Será caos el avatar diario
o grieta de expansión
de un Universo
explosivo.
Siendo grano en el desierto
como miniatura me asumo,
aunque a veces,
pocas veces,
tentación de deidad
me incite
a soñarme en un Olympo.
Azar,
caos
u orden físico,
fugacidad bien cierta.

No es hora

No es hora,
porque no es año,
para andar cazando libélulas
en los jardines de la mente.
No es hora,
ni la estación acompaña,
para buscar los ocres
en los hayedos fortuitos.
No es hora para el trémulo gesto
si no llegó la hora
de enjugados pañuelos
con aroma de crisantemo.
Todo llega,
o quizá nunca,
pero no es hora
mientras haya piel
y no pergamino.

lunes, 29 de julio de 2013

Contingencia

La contingencia amarga
de toser vacío
cuando ataca el germen
del asma de angustia.
El necio pasado
es castigo,
purgatorio paranoico
de pecados de vida.
Si por tí no fuera
sería hoja seca
barrida por los vientos
mezquinos que me asedian.
Si por ti no fuera
sería hueco,
vano de puerta
de ruina de bombardeo.
Si por ti no fuera,
que me das las mañanas,
sería tiniebla del eclipse.
Si por ti no fuera
quizá no fuera.

jueves, 25 de julio de 2013

Vìas

A veces la vía
es carril para la muerte
y el billete va sin vuelta.
Dolor en masa,
en amasijo,
sangre siempre pronta,
degarro en las querencias.
Duelo,
yo duelo porque duele
y el dolor ajeno es también mío.
Parada seca
en andén incierto,
llanto de gaita.
Chove en Santiago
como no debiera.

lunes, 22 de julio de 2013

Parirte

Parirte,
parir no pude,
mas la entraña duele
pues dí mi esencia,
mi sueño y mi vigilia
en que crecieras.
Pero la vida es marea
y no pude seguir
tus andaduras.
Ahora me niegas
sin que cante el gallo
y me inundas los pasos
de cualquier sendero.
Sigue en la fábula
que te alimentan
que habrá un día,
no sé cuál,
en que me reconozcas.
Te lloraré
a cada minuto
en que mía no te sienta.
Sé tú.
Tú misma
si te dejan
y serás yo,
lo que siempre fuiste.

sábado, 20 de julio de 2013

Sueño

Sueño sólo lo normal
yo, funambulista compulsivo,
ansío ahora lo cierto.
El cariño de café temprano,
la jornada justa
y la sobremesa amable.
Un beso de niña que tuve,
un beso de niña que no tuve
pero que vino en lote.
Los amigos en risueña terraza,
el sarcasmo de crueldad azucarada
y otro día de pan caliente.
De vez en cuando tormenta,
pinceles de luces de desasosiego,
y luego el reposo
del guerrero inerme.
Sueño tu presencia
en mi proyecto,
ángel perdido
en mis desiertos.
Compartiendo las melazas
y las sales bien medidas.

jueves, 18 de julio de 2013

Me dijeron miedo

Me dijeron miedo
y yo dije aire,
viento alado
para las naves
que no quemé.
Me dijeron paciencia
y yo dije basta,
que el reloj es necio
para demorar mejoras.
Me dijeron silencio
y yo dije canto,
que en el verso espanto
los fantasmas de mesilla.
Y no temo,
ni espero
ni callo,
que vivir es rayo,
fugaz aguacero.

miércoles, 17 de julio de 2013

Rabia

La ira avanza
por los páramos del pecho
como fuego de rastrojo.
El pasado mal zanjado
revuelve las cunetas
ahítas de cadáveres.
La rabia arcana
es cáncer predicho
cuando el gen torcido
perdura en el tuétano.
Ese afán por mi desdicha,
patológico y patético,
sólo traerá las sales
que asolen tus campos yermos.
Mi dolor no es tu grandeza.
Allá tú y tus miserias.

Sucio tendedero

Cuelga camisas sucias
en tu ventana de inquina.
Clama en las plazas
mis supuestas maldades.
Arránca la carne
que crié ante tu danza
de ebria bailarina.
Dolor causas,
es tu victoria.
Mas la guerra tiene
batallas perdidas
en tu negativo saldo
de mala yerba.
Veré tu tumba,
solo de paso,
y devolveré los cardos
en dedicado ramo.
Si me equivoco,
todo es posible,
y soy yo antes la falta,
quedará memoria,
no solo ortiga.

lunes, 15 de julio de 2013

Esquirla de esta cantera
que te desgajas en el olvido
dejando yermo el aire
que respirar quisiera.
No hagas tuyo
afán de venenos
para obviar la sangre
que te dí en aliento.
A la locura me lleva
tu ademán de desprecio
pues tu carne duele
como tajada homicida.
Que el tiempo cante
las razones que te tengo
y enmudezca la comparsa
que te anima a las distancias.
A ti me debo
aunque te alejes,
y pagaré deuda
en las mañanas limpias
de algún lugar futuro.

Vacío

Vacío me tengo
pues me ahuecaste la esencia.
No sabe tu capricho
el dolor que invoca.
No sientas por mí
si no te place
aunque sea el tronco de tu brote.
Nada es obligado.
El tiempo dirá
tras el silencio.
La vida que te dí
te corresponde.
Elige y yerra.
Así se aprende.

jueves, 11 de julio de 2013

Veraneo

El calor embiste
las turgencias adivinadas
bajo tejidos leves.
Es verano en crudo
con aliño de sudor
y alivio.
Las arenas rebozan
los rosados cueros
que huyen del tacto.
Se invoca al frío
detestado ayer
bajo la cruel sonrisa
del astro incendiario.

domingo, 7 de julio de 2013

En la casa

En la casa del asesino
los cuchillos dan la hora
y en el filo esconden
las auroras.
En la casa del demente
las toallas cantan arias
de óperas asincopadas.
En la casa del cura
la despensa se reclina
empachada de pecados
bajo velo nupcial
de cadáver al santo óleo.
En la casa,
las cosas,
de casa son,
quedan en casa.

sábado, 6 de julio de 2013

DICHOS

De tanto beber los vientos
que sembré por huerto ajeno,
ando embriagado de nube,
tras tempestades recolectar,
y gobierna mi lengua el rayo.
De aquellos polvos
que transité andariego,
estos lodos me lastran
el cansado paso de los años.
De tanto bien querer
tanto lloro las ausencias,
pues fabriqué madrugadas
sin ningún Dios que me asistiera.
Mas bien nacido no soy,
pues adelanté mi brote
pero agradezco lo hallado.
Me vacunaron con letras
a sangre intravenosa
y ahora palabras sangro.


jueves, 4 de julio de 2013

MÁS QUE PALABRAS

Palabras que son puños
de quebrar quijada mezquina, 
palabra de cuchilla
lacerando el cuero agrio 
de la vileza añeja. 
Palabra en llamarada
carbonizando el estiércol lustroso
de los ternos barnizados. 
Palabra de bala, 
de plomo calibrado 
con futuro de cráneo. 
Palabra de labio 
que labio ansía, 
piel invade en avanzadilla, 
palabra húmeda
con trazas de sal marina 
internándose en los muslos, 
en las espumas. 
Palabras huidizas,
ebrias de la memoria. 
Palabras hay, 
más que palabras. 

ATESORAR

Puedes hacer parada
en todo andén que se te cruce,
visitar los templos
tras arañar los parques
con tus pasos de cuchilla.
Hurtar palabras
por las ventanas de la escuela
y llenar los bolsillos
de ciencia en calderilla.
Podrías pretender
atesorar las luces
de farolas antiguas
de labrado bronce indiscreto.
Arrancar todo brote
de amor en huerto
y hacerte invernadero de placeres.
Pero el reloj inmisericorde
es notario de tu escritura.

ÁNGELES DESERTORES.

Bastará una cuartilla  para la biografía cribada  de este impostor mudo.  Se cuela el aire  por mis pliegues  de pergamino  y ...