miércoles, 29 de agosto de 2012

Vengo

De bañarme en luz vengo,
de la corteza acorchada,
de imperiales sillares
y capiteles de tragedia.
De la jara.
De la cobriza tierra
de terrón honrado.
Del sol alevoso
y el azul certificado
de un cielo irredento.
Vengo de la Extrema,
vengo de la dura,
de la mía vengo.
De la vuestra.


sábado, 11 de agosto de 2012

ANIVERSARIO DE ESTE BROTE VIEJO

Cuantificamos la vida
por fechas que se acumulan,
son los años los que suman
lo ganado en la partida,
lo perdido en las apuestas
de carta siempre marcada,
viviendo a pata quebrada,
con más derrotas que gestas.
Conmemoras recorrido,
con repechos y descansos,
de este río sin remanso
barca rota y remo hundido.
Felicidad te desean
en el día de inventario,
y tú abres dispensario
de sonrisa al que jalea.
Pero no brilla la vela
ni siempre es dulce el pastel,
que hay quién reserva hiel
para que la vida duela.
Y que celebres con mesura,
con nubes sobre tu mesa
humedeciendo la fresa
del pastel con amargura.
Hay que echar la vista al frente
y vivir a pecho abierto
que es mejor vivo que muerto,
mejor que frío, caliente.
Hirviendo si es lo preciso,
antes que tieso en nevera,
sorteando en las aceras
excrementos sobre el piso.
Sólo queda agradecer
los gestos de los amigos,
que aunque uno ande podrido
es justicia responder. 

viernes, 10 de agosto de 2012

Huérfanos de nadie.

Engorda la miseria
insaciable de estos días
devorando anhelos
y los ineptos gestores
callan la impotencia
ante el sistema ansiado
que los fagocita.
Enfrente el gesto rancio
de revoluciones fallidas
ofertando el caos
como alternativa.
Pueblo huérfano
en este ruín hospicio.
No hay padrastro bueno
al que acudir.
Repetimos síntomas
de congénita enfermedad
de patria de tiranos.
Despierta Caín
de la siesta de bonanza
buscando la quijada
de hueso ibérico.

sábado, 4 de agosto de 2012

ARQUEÓLOGO DE LA LLAGA

Qué afán con mover los vientos
para inundar de arenas
el solar de mi pecho.
Arqueólogos de la llaga
explorando escozores
para hendir la sonda
y que broten amarguras.
Risueños en dolor ajeno
para obviar lo propio.
Pero también mana sedimento
de rabia antigua
que envenena el aire
y la asfixia se contagia. 

ENTREGAS.

Otro viaje en tren a la capital vetusta, a entregar libro nuevo de viejo trovero. Gastos de envío incluídos en el encuentro grato. A...