lunes, 26 de julio de 2010

REDES

Derramo mi palabra
en formatos ajenos.
No en papel,
no entinto,
pero mancho pantallas
con mi verbo inútil.
No me duele no verme
en ejemplares
catalogables.
Es así la marea
veloz de la memoria
en cable.
O inalámbrica creación
sin encuadernar en cuero.
Regalo,
sí,
no vendo
pues no puedo,
pero propago,
extiendo levemente
mi voz ínerme
sobre campos
de cable entrecruzado.

viernes, 23 de julio de 2010

UJO

Tornada la cuenca
en Sacromonte,
no por cante ni quejío,
sino por grito viudo
de luto plomizo.
Estalló tragedia en Ujo,
se cruzaron las cachabas,
los aceros y las balas
y sangre joven
regó los cementos,
el asfalto sorprendido
acogió cadáver a destiempo.
Rojo y negro
de verde muerte.
Niña amarga grita
por las barandas de Mieres
la rabia antigua
de la rancia raza,
el odio en herencia,
por los siglos de los siglos,
que así no sea.

sábado, 17 de julio de 2010

EL ESTADO DE MI RAZÓN

Asesino el tiempo
cada día que no pasa
porque vivo lento,
y los demás rebasan,
cabalgando vientos,
mi letargo al paso,
mi camino incierto.
Y me rozan manos
alentando la carrera,
unas suaves,
otras fieras,
para que yo quiera
proseguir avance
y que no me alcance
la telaraña entera.
Lubricaré las juntas,
el engranaje,
y soltaré las yuntas
y pagaré peaje.
Avanzaré en objetivo,
siempre libre,
no cautivo,
con otros mimbres,
con otros modos,
con paso vivo,
atento a todo
lo que se expone
en paredes de aire,
cuadros, canciones,
peces y panes. 
A quién me ame
daré la esfera,
el orbe entero,
la calavera,
mi fiel acero,
y hasta la sangre
que en mí ahora hierve,
que no se pierde
y que mata hambres.

DE NUBE EN CEÑO

Hay a veces nubes
atrincheradas en tu ceño,
nubes grises de silencio agudo
relampagueando mis solares
en quieta tempestad
sin consumar.
Y abro mi paraguas
de interrogante estúpido
y no llovizna,
mas el trueno susurra
desde la lejanía de los valles
en que te ubicas.
Soy lo que fui,
lo que seré a tu modo,
y al mío mejorado
pues saldré a las luces
cuando rompa la pupa
que me aprisiona,
larvado,
y desplegaré alas
para tus vuelos.

martes, 13 de julio de 2010

MI TIERRA


Retorno al verde y al alto
tras vivir el llano,
la encina terca
empeñada en el requiebro.
El sol a secas,
desnudo y violento,
precipitado en jarra
contra los cuerpos.
El acento,
la aspiración de la ese
y la jota sedada,
casi oculta
en el habla en melodía.
Guadiana verde
de junco y caña,
torres gitanas
junto a plazas del quejío.
Mi tierra mora
de la armadura viajera,
regalando imperios,
de siervos y amos,
de luz lesiva
dorando arcilla
de botijo anisado.

ÁNGELES DESERTORES.

Bastará una cuartilla  para la biografía cribada  de este impostor mudo.  Se cuela el aire  por mis pliegues  de pergamino  y ...