miércoles, 30 de diciembre de 2009

AÑO NUEVO

Me amenazan
campanadas festivas
de fecha de tránsito.
Campanadas multiplicadas
por el eco oscuro
de mi sala vacía.
Uva amarga
de hollejo recio
y esperanza
escondida
tras las doce en punto,
hora perpendicular,
frontera de agujas
para años sin papeles.
Bailará el teléfono
vibrantes tangos
sobre la mesa apática
y los propósitos,
anotados a tiza,
se diluirán con la gotera
de un ánimo
de teja rota.

martes, 29 de diciembre de 2009

A VECES, LA PENA

Si es que
a veces viene
esa pena,
no negra,
quizá grisácea
o marrón de cieno,
que creí guardada
en baúl candado.
Si es que
no cesa el peso
de las cargas
en depósito
y la espalda grita
al renovar el lastre.
Si es que la pena
es eso,
pena,
de penar
penado,
penitencia
siempre condicional.
Si es que
no prescribe
nada de lo andado
y retornan los pasos torpes,
las cunetas,
los fangos amigos
del fugitivo,
siempre acosado.
Y menos mal
que hay cigüeñas,
blancas aves
de amplio nido,
donde dormir en alto,
suspendido
en campanarios mudos
de ruinas sacras
y mirar los vientos
que pasan al ras
barriendo arenas.

NO SE SI ES

No se si es amor
el viento
que bate mis ventanas
y enreda lo tendido
en cúmulos
de prenda holgada.
No se si la miel
de unos ojos
en caramelo
endulzarán mis días
y mis noches vanas.
No se de futuros
ni si borré pasados,
mas hay minutos,
contemporáneos,
en que cuelgo la vida
de un perchero de nácar.
No se si es amor,
ni si existe tal,
pero laten gaviotas
en mis venas de río
y anego murallas
de rumores de loseta
con mi afán.
Que es que vivo
de nuevo,
prematuro y viejo,
en algodones limpios,
cantores de nana,
y me mecen labios,
alegre boca
en la que duermo.
No lo se,
ni si me equivoco,
ni si yerro,
ni me importan
chaparrones.
Que me mojo,
que lo se,
que quiero.

jueves, 17 de diciembre de 2009

VILLANCICO

Se acercan fechas
asediando el ánimo.
Fechas extrañas
de humanos partos
de dioses nuevos,
de otros testamentos
de notarios
 de casulla rancia.
Florecen escaparates
y se marchitan sueños
de niños absortos
colgados de guirnaldas,
empapados en colores,
ahítos de percusiones.
Reencuentros felices
y tristes desencuentros
amenazando paz
de mesa puesta.
Tiempo de ausencias,
de presencias,
de superhábit
de vacío de bolsa,
miradas viejas
sin reconocerse,
ajadas.
Kilómetros inciertos,
hambre de gula
y retornos
en el tiempo.


miércoles, 16 de diciembre de 2009

CRÓNICAS DE UN HERIDO.


Y vivir negado,
traspapelado
entre expedientes
de amor fugaz,
intensa llama breve
que se extingue
entre mis dedos.
Es el sino
del herido crónico,
sangrante de a diario,
que entrega y toma
piel e intención
a espuertas.
Es verdad,
déjame
sin tenerme
que es lo procedente.
Lo adecuado
tras los tornados
de sábanas
que dejaron
escombro
en este pecho abierto,
inerme siempre
ante una ternura leve,
creíble,
asumible
como condena.
El castigo
del amante incauto.

lunes, 14 de diciembre de 2009

TEMPORALES

Capeando temporales
a base de capas de hábito,
de costumbre correcta.
Posicionado
en anticiclones
me emborrasco,
chubascoso
y nievo
a trapo suelto
sobre los puertos
inclementes
de montañas recias,
cansadas de pastos
rancios de vaca ajada.

NO SE TRATA

No se trata
de abolir las penas,
se trata
de parirse
del cuello del embudo,
expandirse
en espuma
por la vida cruda
y devorarla
sin adobo.
No se trata
de obviar las escaleras,
se trata
de contar con descansillo,
y respirar,
por la tronera miope,
el pobre aire
que nos deja el hábitat.
No se trata
de negar la carga,
se trata
de levitarla,
con hidráulico tesón,
sustentarla en melodía
y danzar
valses de entibador
con el ansia.
Entre actos,
actos de piel
que nunca sobran
ni quiebran
los balances.

domingo, 13 de diciembre de 2009

LUZ TEMPRANA

No te esfuerces,
vida más mía,
pues algo aporté a tu carne,
en comprender avatares
de adultos en remolino.
Cuánto dañan las ausencias,
las parciales en pacto
que no suscribes,
y tu daño daña
mis meollos,
y arden los tuétanos
al verte,
atónita,
preguntar verdades
de realidades turbias.
No te faltará abrigo,
reversible
a tiempo parcial,
para ahuyentar los miedos
de niña perdida
en bosques nuevos.
Que quedan los pilares,
redistribuídos,
donde asentar tu torre
y elevarla al Sol,
tu origen cierto
de luz temprana.

sábado, 12 de diciembre de 2009

HORAS MUERTAS

Hay horas muertas, mutiladas,
en batallas perdidas de antemano,
tiempo asesino de lo humano,
tiempo de flores disecadas.
Y uno se recrea en el espino,
en el daño propio y el ajeno,
pobre equipaje de un camino
para dormir siempre al sereno
trocando estrellas por destino.
Cáustica es la lágrima que destila
el ojo mirado con ternura,
y en la palma toma encarnadura,
y en el centro siempre deja estigma.
No es hora de resucitados,
ni redentores de las almas,
ni de evangelios  por las armas,
que es hora de resultados,
de resúmenes fríos sin pasiones,
índice y texto sin acotaciones
que está todo redactado.
Y es tropiezo el caminar,
con  la bota segar las flores
marchitando los colores
que no se pueden replantar.

miércoles, 9 de diciembre de 2009

TIEMPOS VERBALES

Perseguido por los tiempos,
tiempos verbales,
temporales,
absurdo tiempo.
Pretérito imperfecto,
obstinado en aliterarse
en frase hecha
o versículo aprendido,
lánguido y espeso,
emboscado.
Pasado reciente,
latente
y resentido justamente,
por haber dolido,
padecido a un doliente.
Presente de indicativo
indicando luces,
únicos brillos en lo opaco.
Futuro incierto,
abierto
al desconcierto
de no ver parada.
Mas no hay imperativo,
pues impera la vida
en oración compuesta,
siempre subordinada
al sujeto desorientado,
en fuga del predicado.

martes, 8 de diciembre de 2009

MANUAL DEL BUEN VECINO

Cómo les duele
que respires
y otean,
desde mezquinos balcones,
cualquier atisbo de vida
que pase por tu puerta.
Mas no vale el rumor huérfano,
que juzgar es preceptivo
y condenar.
Y dar transcendencia
al sonido de tu aliento,
mandar misivas
a quién más duela,
gesto amistoso
de sadismo vecinal.
Qué ganarán
con la saña,
esperando consecuencias,
lógicas reacciones,
o no,
da igual,
que el pueblo
es pueblo
y las normas
se dictan desde el corredor.
Triste vida
la del inquieto
por los latidos ajenos,
amable expendedor
de viejo estiércol.
Profunda España
de madreña sucia,
favor vendido,
huerta podrida
de col de envidia.

jueves, 3 de diciembre de 2009

SÁBANAS CANTORAS

Tras noches

de callejón de gatos

que devoran entraña,

puede venir día

de vuelo

de paloma torcaz.

Puede haber

tarde

de sábanas cantoras,

entonando himnos

de sudor en gloria.

Se abren ventanas

de labio fresco

y la lengua en racha

ventila la alcoba estancada.

Es cuando la piel usurpada,

en delirio

a tiempo parcial,

viaja libre

y sin programa

por la orografía dormida

de un cuerpo ansiado.

El ojo indaga

las comisuras,

descubriendo mundos,

países a renombrar.

LAS PALABRAS QUE NO EMIGRAN.

En la rendija está la huída y en la bisagra lo posible mientras el viento amarillo barre las aceras negras. En tu mirada de almíbar ...