domingo, 30 de septiembre de 2007

MIENTO

Sé que miento,
mentí y no siento
remordimiento,
pues entiendo
que mintiendo
no ofendo
pues el embuste no vendo.
La mentira regalo atento
al de ilusiones hambriento.
No hay verdad sin cuento,
realidad sin esperpento
y mi falacia es ungüento
para la herida y lamento.
De la verdad escarmiento
detestando argumentos
siempre barridos de viento,
verdades vanas a cientos.
Cuando miento
transparento
y no aparento.
Solo adecento
lo cierto
que es ruin al descubierto.
Sí, miento,
dormido y despierto,
y un día incierto
habrá verdad en mis ojos abiertos,
perdida mirada de muerto,
la verdad de lo que es yerto.

sábado, 22 de septiembre de 2007

ESTUPEFACTO

Incapacitado para el asombro,

la sorpresa es utopía

y la rutina de la estupidez

gobierna en mayoría

todo lo que recibes en papel,

por cable,

en analógica onda

o digital señal.

A las derivas programadas,

corrientes reiteradas te desplazan

sin ver orilla de razón

donde encallar.

PASOS

Los pasos dados

ya no hacen camino,

borrados de maleza

a tus espaldas,

tenue recuerdo

de lo andado

y del esporádico tropiezo.

Adelante,

tus pies dudan

en la deriva

conscientes

de lo común

de todo horizonte,

umbral siempre

del abismo.

Ardua tarea el vivir,

trayecto y recorrido,

ascensión,

viraje,

caída,

y morir,

solo un instante,

simple y natural fin,

reposo,

lo estático.

viernes, 21 de septiembre de 2007

OFERTA DE HIEL

El amargor inunda

con ya demasiada frecuencia

toda la cabida,

todo el hueco,

agrietando la presa,

amenazando riada.

Emergen todos los posos

enfangando las orillas,

dominando lo turbio

todas mis corrientes.

Los relojes cojean,

tullidos de todo ciclo,

mutilados de tiempos perdidos

y el afónico teléfono,

sin cobertura de remedio,

es testigo convidado

de piedra de lastre.

Despertar,

blanco sanatorio

de asépticos pasillos

que nunca indican la salida.

Hay billetes,

hay andén,

pero posada…

solo tienes reserva en mausoleo.

 

martes, 18 de septiembre de 2007

AHORA MISMO AQUÍ MISMO

Murmura el agua

en tejados y aceras

y el día,

enfermo de gris,

solo ofrece suspiros.

Florecen paraguas,

de agresivos pétalos,

inodoros,

de insípidos tallos

de carne de transeúnte.

Indigestos bostezos

reclaman siesta

para llanto de almohada.

 

MECANISMO

Vuelto a la labor,

tras derroche de libres momentos,

regalados minutos de holganza

perdidos en hojarasca de calendario,

la obligación nominativa

vuelve a asomarse

zarandeando despertadores.

Enfrentado al qué,

te preguntas por qué,

para qué haces lo que dicen que hagas,

lo que hay que hacer o simular.

De nuevo engranado,

motor móvil,

funcionas sin ritmo

y patina el resorte deshabituado,

no hay cuidado

no rompe la cadena

tu torpe rendimiento convaleciente.

Tú lo sabes,

sin ti también funciona

y tu deserción sería

mínima pausa

hasta nuevo anclaje.

Para qué escapar

sin alambrada

si todo es presidio y penitencia

y al otro lado está el vacío.

domingo, 16 de septiembre de 2007

PODER CIERTO

Todas las causas
contaminadas de azares
acompañan al suicida.
Tiene el mando,
el timón por una vez
y ahora sí,
ahora marca los tiempos.
Es su pluma,
de errática caligrafía
la que ahora puede
y quiere,
marcar el punto,
punto final
sin paréntesis
ni adjuntos suspensivos.
Consciente del gesto,
de la libre autoría,
omnipotente consigo,
se recrea en la despedida.
Sabrán de él los uniformes,
los sumarios y gacetas
y quizá,
una columna breve
para su firma,
"Ahora mando yo".

viernes, 14 de septiembre de 2007

MADDIE

Una pupila rasgada,
logotipada,
registrada marca,
multiplicada,
diseminada en horrores,
en secretos de fango,
sangre temprana
de niña mentida
por maleteros de vergüenza.
¿Dónde está la mirada
asimétrica,
interrogante?
Verdad sepultada
de falacia creída,
por repetida,
mediatizada.

jueves, 6 de septiembre de 2007

NESSUN DORMA

Henchido de notas,
empachado de belleza
dejó tendida la frase al aire
entregado en la sonrisa.
Lloran violines
y las batutas,
de ébano de luto,
no quieren danzar
sin su garganta.
Nadie duerma,
el canto se desangra
huérfano de instrumento.
Se fué la seda,
la caricia que el torpe eco
nunca osaba imitar.

domingo, 2 de septiembre de 2007

RETORNO

Retornado del reposo,
de la huída programada,
húmedo y laxo,
aquí estoy,
abierto de lápidas borrosas.
Me derramo en la palabra,
torpe como era
ensuciando blanco de pergamino
con tinta desleída
de densidad ausente.
Sufridme de nuevo,
resignados a mis devaneos,
a mis piruetas de orate excéntrico.

LAS PALABRAS QUE NO EMIGRAN.

En la rendija está la huída y en la bisagra lo posible mientras el viento amarillo barre las aceras negras. En tu mirada de almíbar ...