martes, 31 de julio de 2007

RECAÍDA

Invadido por la náusea,

por el asco cansado

a tanto vómito iterado,

tengo un cólico de rabia,

de morder a desgarro,

de degüello de hiena.

Rompo mis ropas nuevas,

uniformado en jirones

husmeo buscando

la presa que me busca

para pieza suya

y acecho ansiando

adelantarme en la batida.

Irredento y salvaje,

limpio y puro de lobo,

no hay contricción

ni penitencia que me acote.

 

REBAJAS DE VERANO

Hay muerte en oferta,

saldos de tiro en nuca,

rebajas en explosión

que urge liquidar,

por cambio de temporada,

el terror almacenado.

Que el negocio está en crisis,

que cierran las franquicias

y hay que sacar lo atrasado.

No faltan clientes

a quien vender el dolor,

que la vida es bien preciado

y la muerte cotiza al alza.

Nuevas remesas de miedo,

el que en su día se agotó,

decoran escaparates

de maniquís sordos,

ciegos y mudos,

disponible horror

listo para el consumo

y la venta a domicilio.

Campaña de verano

con canción de éxito

a ritmo de txalaparta.

sábado, 28 de julio de 2007

FILMINAS

Escaneando vivencias

para editarlas,

darles brillo,

borrar reflejos

y sombras,

e imprimirlas

en papel nuevo,

satinado de voluntad.

Descartar duplicados

de torpes pasos,

errores de enfoque,

saturación de luces

sin profundidad de campo

para mañana.

Positivar recuerdos,

proyectarlos en muros encalados,

revocados,

yeso en las rozas

de lo reformado,

y en suave transición,

recorrer a la misma cadencia,

misma vida,

misma experiencia,

otro guión,

montaje nuevo

en sesión contínua.

 

viernes, 27 de julio de 2007

GRIETA

La tozudez de la grieta,

empeñada en el derrumbe,

es difícil de extirpar

y no hay yeso convincente

que le haga cejar en la abertura.

Abre lentamente

pequeños abismos

como párpados somnolientos,

abandonados a las edades,

a la indefectible erosión,

dispuestos al colapso.

Hasta la luz empuja,

dilata haciendo hueco,

impalpable herramienta

trabajando a golpe de aire.

El puntal voluntarioso

acaba combando el ánimo

y la viga en retirada.

APEADERO

Quedan besos flotando

por todos los andenes

y lágrimas de vacío

regando las traviesas,

ecos de pisadas

persiguiendo ventanillas

y en consigna,

baldas deformadas

por valijas cargadas

de esperanzas y temores.

Fríos sonidos,

martillo en rueda,

aire denso

de adiós y espera.

 

SIN APAGAR

Aunque no reluzca

no estoy apagado

que el lucir constante

agota y siempre acaba

eclipsándose

por satélites nuevos

o antiguos.

Reservo destellos

para noches densas

de luna ausente.

Quedan ascuas

y reflejos grabados

que puedan reavivar

la antorcha latente

que ilumine caminos.

 

 

miércoles, 25 de julio de 2007

TUS MIS HERIDAS

Si tú caes

yo me colapso.

Si te hieres

abriéndose tu piel mía,

tengo desgarros en el centro.

Si te anestesian

me entumezco,

si te suturan

se me zurce la mirada.

Cuanto hematoma tuyo,

queda en tus andanzas

que amorate el ánimo,

inflamando pánicos

de un miedoso sementero.

lunes, 23 de julio de 2007

EDENES

Fácil sería huir

a donde emigran las rosas,

donde gobierna la cigüeña

y el lobo,

ministro de lo justo,

envía leones armados

a desterrar la hiena.

Donde hubiera tierra

sin ocultar cadáver prematuro,

donde el agua no anegue,

solo de riego,

medicina de sed

lavando escorias.

Como no pedir visado

y expatriarse sin raíz tirante

a un lugar cierto,

de leyes a un renglón,

donde,

al llegar la muerte,

te demande con un beso.

CIRCO

Fanfarria de los focos,

cara triste pintada

y calzada en zapato

casi navegante.

Música y pirueta,

sonrisa dolorosa

de articulación forzada

reclamando aplauso.

Manos multiplicadas

cazando pelotas huidizas

y saltos imposibles.

Malla ceñida

envolviendo marionetas humanas,

suspendidas del centro,

de un universo de lona,

trazando órbitas

y lluvias de cometas

sobre atónitos rostros,

pequeños rostros

testigos de los sueños.

 

miércoles, 18 de julio de 2007

ESA GENTE

Hay gente que se levanta,

cosecha nubes y,

tejiendo un manojo

desata tormentas.

Hay gente que araña el cielo

y rescata el sol tras la bruma.

Hay gente con palabras

que abren en canal las rocas

provocando el parto

de claros manantiales.

Hay gente que camina

y cada paso seguro

hace germinar hileras

de lirios y tulipanes.

Hay gente que mira

derritiendo sombras

y rasgando velos.

Hay gente que toca

cuyo roce,

convierte la piel

en tules de nácar.

Esa gente,

escasa gente,

sin profetas ni discípulos,

rescata al hombre,

sin milagros ni liturgias,

del abismo,

del ocaso,

de la obligada extinción.

 

martes, 17 de julio de 2007

BUEN DÍA

Buen día tenga

el que amaneció,

el despierto del letargo.

Buen día tenga

aún bostezado,

vestido de sonrisa

y de buena fe desayunado.

Buen día tengan

los reflejos madrugados,

los párpados perezosos,

los destellos tras nublado.

Buen día tenga

la aurora,

salud y suerte

hasta el ocaso.

 

lunes, 16 de julio de 2007

PECAR EN VERANO

Caminando los bulevares

por aceras de verano,

el azar cruza mujeres,

ninfas de jardín privado que,

ajenas a la ofrenda,

me regalan aromas,

miradas de incógnita promesa,

balanceo de falda

y danza de las turgencias.

Texturas de piel diversas,

orgullo de Eva cabello al aire,

labios amos de la palabra

y el beso imposible,

tal vez imaginado.

Breves alegrías

para el triste irredento.

Pequeños pecados

de pensamiento,

no de obra,

ni siquiera de omisión,

de absolución fácil

por lo inevitable

de la pequeña falta.

TODAVÍA

Aún quedan manantiales

paridos entre las rocas,

manando vida fresca,

limpia de poso turbio,

de cal acorazada.

Hay torrentes que lavan

los fangos y las miserias,

diluyéndolos hasta el mar

cuya espuma los blanquea.

También quedan aguaceros,

lloviznas de nube blanca

borrando humos de odio,

mezclando colores

con el sol en alianza.

Y queda abeja laboriosa,

sorteando las arañas,

libre del veneno eterno,

regalando mieles claras.

Si tu miras lo verás,

destruyendo las persianas,

que no todo se perdió,

que la luz tiene camino.

domingo, 15 de julio de 2007

HAY CANCIONES

Hay una canción oscura

que se esconde en las campanas

y se tañe en la asadura

y se canta en las mañanas.

Es una canción muy triste,

una canción derramada

de un tiempo que no tuviste

abandonado  a tu espalda.

Hay una copla de siglos

de caminos empedrados

romance de amor y amigos,

de gestas siempre a caballo.

Hay cantares que se bailan

por la noche en una hoguera

donde las faldas se callan

al pasar las plañideras.

Hay canciones de mesilla,

de recuerdos en cajones,

de pequeñas ilusiones

de emoción a pie de silla.

Hay canción que desafina

en el momento en que se escribe,

lo malo también pervive

y se instala en la rutina.

 

 

A QUIEN SE DICE AMIGO

Mezquino personaje,

cara a cara das seda

y a la espalda  tela de saco.

Tu atalaya desde la que oteas,

menospreciando a los cercanos

está cimentada en estiércol,

en la basura de lo más falso.

No me vendas tu amistad

que no compro traiciones,

que la mentira es gratis,

y no gasto en hipocresías.

Quítate la vestidura

que da dignidad a tu carroña,

no la ensucies con tus pústulas

de putrefacto desperdicio

y vuelve a tu guarida

que no eres de esta manada.

No quiero tus palmadas

de falso consuelo a mis desvelos

que manchas mi lomo blanco

con tu lacia mano

de fétidos sudores fríos.

Ya se sabe en estos puertos

de tus oscuras andanzas,

de tus inmundas miserias

y tus aliados,

tu diezmada camarilla,

tenlo claro,

mirará a otro lado

al llegar la hora,

el momento exacto

de rendir las cuentas.

 

 

sábado, 14 de julio de 2007

RECORRIDO

Cuelgan de la alambrada

las prendas de un tiempo amable,

jirones multicolores

agrisándose al viento,

a las inclemencias de lo pasado.

Nada queda al otro lado,

pequeños remolinos del polvo

que un día vistió las encimeras

donde dormían las sartenes.

Queda el aire

que abrió ventanas,

lavando los quicios,

invadiendo mi pecho.

A partir de aquí

lo que queda,

nudos de caminos inciertos

peinando variopintos paisajes

y un único y seguro

fin de trayecto.

viernes, 13 de julio de 2007

CUANDO VIENE EL MIEDO

Un pellizco en el corazón

te anuncia su llegada,

el miedo te ha invadido

y las piernas,

inquietas,

tiemblan dudosas del avance

o la retirada.

Sudor frío que despierta

tu mente abotargada

a fin de que decidas

la dirección de tus pasos.

Mejor avanza aunque todo pierdas,

si optas por la huída,

eliges la repetida derrota,

el terror te ha vencido

y ahora,

altivo,

no cejará hasta acabarte.

BITÁCORA

Recalé en los puertos

mas inhóspitos que hubiera,

expuesto a la intemperie,

a las galernas del existir.

Navegué zozobrando

en reglamentos y morales

y estático permanecí

en la calma chicha del hastío.

Abordé otras naves,

con el ansia del corsario,

saqueando sus bodegas,

sus motines de vivencia,

y abandonándolas al pairo.

Y otras goletas me abordaron,

provocando mil naufragios

hacia mil islas desiertas

que me acogieron como estaba,

reparando el cabotaje,

listo para otra botadura.

Y aquí estoy,

dudando en este puente,

con bitácora incierta

y brújula de imprevisible rumbo,

mástiles quebradizos

y regusto de salitre,

voluble timón

sumiso de las corrientes.

jueves, 12 de julio de 2007

PESTE

Dispersos por la tierra

empeñados en que nos duela,

abofetearnos de su odio,

de su fe pagana de detonador,

de acecho de cañón de retaguardia.

Son cazados y sus caras,

espejos de la cobardía,

esperan el vítor de los fieles,

el homenaje al gladiador herido.

Escoria humana

de la que huyen los vertederos,

fetidez de rata

que contamina las tajeas.

miércoles, 11 de julio de 2007

ARABESCO

Envuelto en las volutas

de  un malhumorado humo.

Clavado en las claves

de un liberado libro.

Oculto en lo inculto

de un territorio enterrado.

Salvando las salvias

de la llama que me llama.

Queriendo querer,

pude poder,

mas no amasé más

que unas migajas amigas

perdidas sin perdón

en un viejo viaje

por el inmundo mundo.

Tanto tanteo

me distrajo y nada traje

y estoy en este estado

y así me ves del revés.

 

 

 

martes, 10 de julio de 2007

RV: SÓLO A VECES

A veces parpadean

luces frescas tras lo opaco.

Hay minutos engalanados

para rendirte tributo

y tus ojos,

faltos de la costumbre,

corren visillos de lágrima,

embalsando en párpados

habituados a lo cárdeno,

resecos de arideces de arena,

y florecen pétalos de música.

Esos días sabes que puedes,

adviertes que quieres

y arrancas bocados de viento

para donarlos al mundo,

a la gente que está

y a la que venga.

 

EXCEPCIÓN Y PREMIO

Creé este espacio como humilde cuaderno, vertedero de ideas, sueños en verso. Yo no soy otro, ahíto de vanidades y ávido de visitas. Mas quiso Susana, fiel lectora de caóticas líneas, recordar mi pluma y premiarme en forma de eso que llaman "meme". Por cortesía, y sin que sirva de precedente, haciendo, espero, la única excepción, acepto el reto y otorgo los galardones:


Y mis premiados son:

lunes, 9 de julio de 2007

ESE

A salvo de sus secretos

serenamente soñados

y sentidos en soledades

de semanas seguramente

saturadas de  silencios sordos.

Sin asilo en Sagrado,

sólo en la antesala de lo siniestro,

soliviantado a la suerte,

sorteó los siete sellos

en seguro sacrilegio,

sabedor de la sentencia.

Siete sables

de siete soldados

silbando sangres de suspiros,

ensartando siluetas

 y salpicando sotanas,

de sermón secular.

Sitiado,

sorprendido al asalto,

siervo de su ser,

sometido y santificado

sin señas ni sortilegio,

sumido en los sótanos

suspendido en sedas,

sin saber soltarse del señuelo.

 

 

martes, 3 de julio de 2007

OTRA VEZ TÚ

Tus brincos y retozos

espantan aprensiones,

vaciando las alcobas

de temores incrustados

en la insistente almohada.

Tu risa inunda la sala

lavando con su espuma

las sombras adheridas

a las paredes de lo próximo.

Tu soberbia alegría

de incombustible torrente

vulnera las ventanas

y la luz desgarra

visillos de duda oscura.

Pequeño corazón amueblado,

de tabique recién lucido,

bombeando jazmines

que rebosan en mis espuertas.

 

lunes, 2 de julio de 2007

MIS PRENDAS

Tengo el ajuar repleto

de expresiones a medida,

de actitudes y ánimos de diseño.

Vestuario desfasado,

sin tallaje apropiado

para mi ser de hoy,

engrosado de experiencias

donde perdí el talle

quebrándolo en el regate.

Las sonrisas claras,

aún sin gastar,

se encojen al acoplarse

frunciendo y atirantando

el rostro sin hábito,

sin ya costumbre

de lo amable.

Se engola la carcajada,

aprisionando garganta

cual corbata almidonada

de infrecuente ceremonia.

Las miradas transparentes

de terso ceño

no encajan entre las sienes

y el ojo,

entrenado de escudriñar,

pelea por lo profundo,

por el cobijo

de recelosa ceja

bajo frente pesada,

apuntalando pensamientos

en ruina declarada.

TAN FUERTE.

Soy tan fuerte, tan entero me encuentro que no me asusta la muerte que me ronda. Tan fuerte estoy que no me horroriza respirar por e...