sábado, 21 de abril de 2018

ARREBATOS DE PRESENCIA.

Tuve arrebatos de soberbia
cuando me vi vivo,
quizá sin merecerlo
pues nos inculcaron
merecer castigo.

Luego supe la verdad,
bueno,
siempre la supe,
el azar aquí me mantuvo
por molestar,
menoscabado
pero presente,
algo silente
pero no ausente.

Ni karmas ni mierdas,
ni pecado ni penitencia,
causas y azares
como canta Silvio,
que te acorralan
y te salvan
por acciones u omisiones
propias y ajenas.

Tengo arrebatos de soberbia
mas también de pánico,
para qué mentiros,
de vértigo y la ira
que me invade a ratos.

Tengo arrebatos de presencia.


jueves, 19 de abril de 2018

LA MEMA GENTE.

Dijo el diario no sé qué de una mentira,
de un burlarse reiterado de la misma gente,
la mema gente,
la gente mema de la que viven,
que los asume y retroalimenta.

Dijo el diario no sé qué de un robo,
de una ciudad de justicia,
nada menos para más “Inri”,
de unos terrenos,
unas obras, unas tarjetas,
dinero tuyo que evaporaron
los mismos que hablan de leyes
reivindicando democracia.

Mas su democracia es esa,
cantar himnos a voz en grito
y perseguir,
defendiendo el honor
de dioses falsos,
al que discrepa en bruto
mientras llenan las sacas
en tu cara atónita
de votante perplejo.

Dijo el diario que bombardean
donde siempre,
en aquel sitio del que no se puede huir.

Dijo el diario lo que le dictaron
y callaron lo aconsejable.

martes, 17 de abril de 2018

MUDANZA

De mudanza ando,
me mudo mudo,
demudado
me habré mudado
enmudecido,
permutado,
mutante transito
entre hábitats,
entre inmuebles
y muebles,
inmobiliado
móvil
en lo mutable. 

domingo, 1 de abril de 2018

ENTRADA TRIUNFAL DE ABRIL EN DÍA VACÍO.

Entra abril endomingado
y torpe
con una barra de pan duro
y un ramo fresco
de interrogantes.

Entra abril sin aguas,
en seco y tordo,
arañando la esperanza
de la primavera difunta
en la gestación.

Entra abril doliendo,
horadando el hueco
con la saña necia
de la gotera crónica.

Entra abril
reivindicándose resurrecto
pero oliendo a mortaja.

sábado, 31 de marzo de 2018

ÁNGELES EBRIOS.

Cantaron los ángeles ebrios
himnos mutilados
a cicatriz en grito.

Los humildes cargaron ídolos
que no les correspondían
y lloraron si el clima
les absolvió de penitencia.

La luz huye de la tierra salada,
árida de estraperlo
de niños legionarios.

Noches de hiel
culminan noviazgos
con cualquier muerte. 

jueves, 29 de marzo de 2018

JUEVES ANÓMALO.

Hoy caí pronto a la calle,
precipitado desde el segundo
ajeno al sueño,
desayunando sol festivo,
templado de recién hecho.

Recorro la ciudad de paso
capturando rostros excépticos,
sorprendidos quizá
por este jueves anómalo,
anónimo de santidad
adjudicada por arquitectos
de almanaques.

Pasaré la mañana desganado,
de la música aislante
al paso lento
del que destino no tiene.

EL TONTO.

Cuando me descuelgo de las certezas
de lo que simulo ignorar
aparece el incomodo de descubrir
que uno se entera de aquello
con lo que no se cuenta.

Y no es aquello lo que hiere
sino la condición de imbécil
que se te adjudica.

Siendo norma por repetida,
duele ya la cuchillada
al roce reiterado.

Soy el tonto,
incómodo a veces
pero llevadero,
pintoresco en el berrinche
mientras se me hurtan razones
pues, qué más dará
lo que yo opine
si se hará a contrapelo,
quiera o deniegue.

ARREBATOS DE PRESENCIA.

Tuve arrebatos de soberbia cuando me vi vivo, quizá sin merecerlo pues nos inculcaron merecer castigo. Luego supe la verdad, bueno, ...